lunes, 24 de abril de 2017

Esta semana leeré....#17/2017

Buenos días a tod@s.

Comenzamos una nueva semana, la última de abril, el mes de las flores por excelencia, y  con resaca por el día de Sant Jordi. Como viene siendo habitual, aquí me tenéis, tan puntual como un reloj de sol en la época romana. 
¿Debo salir de mi zona de confort sin dejar de sentirme cómoda? Pues va a ser que no, porque es sin arriesgarme con otros géneros y me llevo más de un batacazo... De ahí que esta semana la dedique a mis dos géneros habituales: la novela histórica y la novela negra.
En principio, y si las cosas no se tuercen con llegadas inesperadas, estas serán las lecturas que me acompañarán en estos días:

  • "Largo invierno en París", de Juan Vilches. 
  • "Benegas", de Francisco José Jurado. Ha sido la novela elegida para el mes de abril en el Club de Lecturas de mi barrio.
Y esta semana, además, publicaré algunas de las reseña que tengo pendientes y os presentaré el libro de una autora que ha solicitado mi ayuda para difundir su obra.


viernes, 21 de abril de 2017

Una promesa en el fin del mundo - Sarah Lark

FICHA DEL LIBRO
Autora:
Sarah Lark
Título:
Una promesa en el fin del mundo
Traductor:
Susana Andrés
Editorial:
Ediciones B
Año de edición:
2017
Género:
Narrativa, Landscape
ISBN:
9788466660396
Páginas:
440

Sinopsis:
En plena Segunda Guerra Mundial, dos hermanas polacas, Helena y Luzyna, lo han perdido todo. Sin padres ni un hogar adonde ir, son embarcadas hacia un campo de refugiados de Irán, donde sobreviven como pueden. Pero al saber que algunos huérfanos están siendo recolocados en Nueva Zelanda, Helena alberga esperanzas de ser uno de los niños seleccionados, hasta que los oficiales le informan de que solo hay espacio para su hermana pequeña, Luzyna.
La mañana en que Luzyna debe embarcar, Helena se hace pasar por ella. Pero los horrores de la guerra –y la culpa por haber abandonado a su hermana– siguen a Helena en su viaje hacia una nueva vida, que se acrecientan cuando un hombre relacionado con su pasado se cruza en su camino.
Una vez en Nueva Zelanda, donde se siente bien acogida, los traumas que Helena ha sufrido alteran su paz y marcan su pasión por James McKenzie, el encantador y joven piloto de las fuerzas aliados. Pero ella intentará eludir la sombra de su pasado y construir un futuro que asegure un nuevo amor, una nueva familia y, en definitiva, una nueva vida en esa nueva patria.






Opinión personal:
Nadie se sorprenderá a estas alturas si digo que Sarah Lark es, para mí, un referente en el género del landscape. Mi primer contacto con ella fue precisamente con la Trilogía de la Nube blanca, por eso no dudé ni un ápice cuando vi que ediciones B publicaba esta novela que dice ser la continuación de dicha saga porque en ella nos encontraremos con algunos descendientes de Gwyneira y James Mckenzie.

Una promesa en el fin del mundo comienza un año antes de que finalice la Segunda Guerra Mundial y se encuentra dividida en cuatro grandes bloques más un epílogo, desarrollándose su trama a lo largo de un período de dos años. Mientras los alemanes se apropiaban de Polonia Occidental, casi toda su población fue deportada a los campos de trabajo forzados de Siberia, donde multitud de ellos perecieron, para dejar paso a los nuevos habitantes rusos. Helena y Luzyna son dos hermanas polacas que tuvieron la suerte de sobrevivir en aquel gélido infierno donde las temperaturas y las penurias no daban tregua. Allí lo perdieron todo, teniéndose que enfrentar al mundo ellas dos solas, pero tuvieron la suerte de ser acogidas posteriormente por el gobierno iraní y trasladadas a un campo de refugiados lleno de seres abatidos y desarraigados donde mejoraron su calidad de vida al poder alimentarse a diario y asistir a la escuela.

Ambas hermanas son totalmente opuestas. Mientras que la pequeña Luzyna es una irresponsable y desagradecida  que se da aires de grandeza, convencida de que algún día el mundo se rendirá a sus pies, Helena es una joven dócil y conformista y su interés lo centran la literatura y las lenguas. En el campamento de Teherán serán informadas de que el gobierno de Nueva Zelanda está dispuesto a acoger a 700 niños y jóvenes refugiados polacos en un campo construido especialmente para ellos en Pahiatua, una pequeña localidad de la Isla Norte, pero deben cumplir una serie de condiciones y hay una limitación de la edad. Helena sobrepasa esa edad, no así su hermana.  Pero el día de la partida Luzyna no hace acto de presencia y Helena decide suplantarla y buscar un futuro mejor, una nueva oportunidad en un país donde las mujeres podían asistir a la universidad y tenían derecho a voto desde hacía muchos años. Quizás no fuera el paraíso, pero era lo mejor que podía sucederle. Las ilusiones de la joven se frustrarán porque su viaje se convierte en un infierno, puesto que hay alguien embarcado que conoce su verdadera identidad y la amenaza con denunciarla ante las autoridades. El sentimiento de culpa enturbia la dicha de haber alcanzado su meta y nunca se perdonará la traición a su hermana.

Por otro lado tenemos a James McKenzie, un excelente piloto que se encuentra en el frente, en plena lucha contra los alemanes y será reclamado para su familia por intermediación del primer ministro de Nueva Zelanda. Los caminos de ambos personajes acabarán confluyendo y sus vidas darán un vuelco inesperado.

Me ha sorprendido mucho la edición de esta novela. Una promesa en el fin del mundo ha sido publicada por Ediciones B en tapas duras, con letras de gran tamaño, muchas menos páginas de las habituales y alguna que otra ilustración en su interior. Por este motivo Sarah Lark apenas profundiza en sus personajes y no realiza tantas descripciones de paisajes como en otros de sus libros. Sería demasiado reiterativo por su parte si lo hiciera, al estar ambientado en el mismo país. Como en sus anteriores libros, Sarah Lark le da un protagonismo absoluto a las mujeres que se caracterizarán por ser mujeres valientes, capaces de enfrentarse a cualquier situación, tomando decisiones que jamás imaginaron y logrando salir adelante.

Una promesa en el fin del mundo es una novela donde se combinan a la perfección la historia real y la ficción. En ella se aúnan las historias de amor y de aventuras, de adaptación a otra cultura diferente, de la búsqueda del amor, de la consecución de un sueño... en un cóctel que la convierte en una recomendable lectura a pesar de que su trama se torna predecible en todo momento.  Pertenece al género del landscape, caracterizado porque sus historias se ubican en lugares exóticos, y son una mezcla de novela romántica e histórica.

La novela está narrada en tercera persona por un narrador omnisciente, con un lenguaje sencillo y ameno, sin florituras y lleno de diálogos que le dan una mayor fluidez a la historia. Sarah Lark acomete un escueto repaso a algunos acontecimientos que se desarrollaron en la trilogía de La Nube blanca. Continuaremos asistiendo a las luchas por los derechos, siempre de una manera pacifista, entre los maoríes y los pakehas (los colonos blancos). Estas hostilidades siempre han estado muy presentes en los libros de Lark y aquí no iban a faltar. La relación entre maoríes y colonos sigue siendo tensa, pero algunas cosas parecen haber sufrido un giro de 180 grados ya que las nuevas generaciones tribales se despreocupan por llevar a cabo sus rituales. Vamos a ver el poco interés de los maoríes por la educación de sus hijos, no los obligan a asistir a la escuela, tomándose con indiferencia las amenazas de los profesores  e inspectores de educación.

En resumen, Una promesa en el fin del mundo es la historia de una joven valiente que sobrevivió a los gulag siberianos, logrando emigrar a Nueva Zelanda en busca de un futuro digno. Una novela en la que una traición en el pasado va a determinar el futuro de su protagonista principal y cuya lectura se me ha hecho muy corta, porque me hubiera gustado que su autora profundizara algo más en sus personajes y en las relaciones entre todos ellos.  

Y como siempre digo: esta es la opinión de una simple amante de la lectura, no de una crítica literaria.

Su autora:

Sarah Lark es el seudónimo de Christiane Gohl (Alemania, 1958), una escritora que en los últimos años ha logrado un gran éxito en su país de origen. Estudió Educación y trabajó como periodista y redactora publicitaria. Además, durante muchos años fue guía turística, y enseguida sintió fascinación por Nueva Zelanda, donde se desarrollan sus novelas más populares. 
También ha escrito bajo los nombres de Ricarda Jordan y Elisabeth Rotenbergpero la popularidad le ha llegado con la saga que firma como Sarah Lark: una serie de historias familiares sobre la cultura de los maoríes y la colonización de Nueva Zelanda.
En la actualidad vive en España, donde dirige una pequeña granja de caballos.



miércoles, 19 de abril de 2017

Las ventanas del cielo - Gonzalo Giner


FICHA DEL LIBRO
Autor:
Gonzalo Giner
Título:
Las ventanas del cielo
Editorial:
Planeta
Año de edición:
2017
Género:
Novela Histórica
ISBN:
9788408168614
Páginas:
735



Sinopsis:
Hugo de Covarrubias renuncia al destino que su padre le ha marcado. Su decisión hace que abandone Burgos, pero también a Berenguela, su amiga, y a su ambicioso hermanastro Damián. Nada más dejar la ciudad descubre que su padre está siendo traicionado y ha de huir para salvar la vida. Se embarca en un ballenero en el que conoce a Azerwan, un fascinante esclavo con quien viaja después a África. Allí, un fatal suceso le hace escapar de nuevo, esta vez con una mujer, Ubayda, y un singular halcón, Aylal, persiguiendo su destino: el arte de las vidrieras. 

Una novela épica y de aventuras que se desarrolla entre España, el norte de África, la ignota Terranova y las más pujantes ciudades europeas en una época deslumbrante.






Opinión personal:
A los que me conocéis, pocas explicaciones he de daros sobre los motivos que me hicieron decantarme por la lectura de este libro. Fue ver que se trataba de una novela de ficción histórica, en la que tiene un papel relevante la decoración artística de las vidrieras, y me lancé de cabeza. Hoy os traigo mis impresiones sobre "Las ventanas del cielo", un libro que he disfrutado y me ha hecho retroceder a mis clases universitarias para recordar la historia del arte gótico.

Burgos, 1474. Hugo y Damián de Covarrubias comparten apellido pero no lazos de sangre. Son hermanastros de la misma edad pero totalmente opuestos, como la noche y el día. Su padre, Fernando de Covarrubias, es uno de los comerciantes de lana más importantes de Castilla, pero el cansancio y el mal estado de sus arcas le instan a delegar en uno de sus hijos parte de sus responsabilidades. Ambos vástagos poseen los conocimientos necesarios para poder empezar a tomar las riendas del negocio familiar, pero hay un problema y es que la empresa requiere un único timonel y ambos tienen los mismos derechos ¿Quién se lo merece más? Hugo nunca ha demostrado el menor interés por el negocio familiar y no quiere convertirse en un mercader. Su padre es consciente de esta realidad pero quiere remover la conciencia del muchacho y le obligará a conocer la empresa desde lo más bajo, mandándolo de viaje a Brujas. Pero si Fernando de Covarrubias pensó que así iba a reconducir la actitud de su hijo estaba muy equivocado. Las duras sesiones de trabajo quizás mermaran sus fuerzas, no así su empeño de buscar su destino lejos del negocio de las lanas.

Tras el descubrimiento de cierta traición por parte de alguien muy allegado a su padre, Hugo huye y se embarca como polizón en un barco ballenero donde conocerá a Azerwan, un curioso esclavo africano, conductor de caravanas de sal y contador de leyendas que escapó de su tierra por culpa de un desamor. Se va a establecer entre ambos personajes una relación muy especial que los llevará por tierras africanas en una aventura no exenta de peligros. Pero Hugo tiene un don: su destreza con el carboncillo es una virtud que todo el mundo desconoce, pero aun le falta algo para sentirse realizado y ese algo vendrá de la mano del dibujo y la pintura. El acto de pintar se va a convertir en la única vía para mostrar sus emociones y en el medio de comunicación con los demás, por eso pondrá todo su empeño en dedicarse a un oficio único como es el de los artistas vidrieros, quienes consiguieron, en plena edad media, iluminar y dar color a las grandes catedrales.

Las ventanas del cielo es una novela lineal cronológicamente cuya trama transcurre a lo largo de catorce años. Está narrada en tercera persona por un narrador omnisciente y se divide en cuatro grandes bloques, cada uno de ellos con sus correspondientes capítulos identificados perfectamente en su encabezamiento, donde aparece el año y la ubicación geográfica en la que se sucederán los acontecimientos que en ellos se narran. A pesar de su extensión, con algo más de 730 páginas, su lectura es muy fluida y avanzaremos casi sin darnos cuenta porque tanto la narración como el diálogo se hallan bastante equilibrados, destacando las descripciones que contribuyen a enriquecer la ambientación. Es una novela de aventuras, muy viajera, que nos trasladará desde Burgos hasta las gélidas costas de Terranova, por recónditos mares entre ballenas, hielos y bacalaos, pasando por los desiertos del norte de África, así como por las grandes ciudades del centro de Europa como Amberes, Paris o Bruselas, lugares donde Hugo aprenderá las más sofisticadas técnicas de construcción de los vitrales.

Gonzalo Giner ha realizado una gran labor de documentación sobre las técnicas constructivas arquitectónicas en general y del arte de las vidrieras en particular, y una excelente ambientación de la sociedad de este siglo. Escrita con una prosa clara y sencilla, a excepción de cuando utiliza algún que otro término relacionado con la arquitectura medieval o las técnicas de la construcción de las vidrieras, que pueden resultar pesados a aquellos lectores a los que el arte no les guste especialmente.

Como a cualquier historiador del arte, me apasiona la iconografía, sobre todo la cristiana. Me gusta acercarme a un cuadro o a una escultura y tratar de averiguar qué tema quiso representar el autor en esa escena. En la antigüedad, una de las maneras que tenía la iglesia católica de divulgar las enseñanzas de las Sagradas Escrituras y de adoctrinar a los fieles, en una época en que la lectura y la escritura eran poco común entre la población, era con las escenas de las vidrieras que  adornaron sus templos, elevando el espíritu a dios.

Las ventanas del cielo es una historia acerca de la perseverancia de un personaje que lo dio todo para sentirse realizado y encontrar su lugar en el mundo. En ella hay también cabida para el amor y el desamor, traiciones, venganzas, perdón, el sufrimiento y la amistad. Para mí ha resultado ser una lectura totalmente didáctica y un recordatorio de mis tiempos universitarios. Quien lea este libro aprenderá un poco acerca de un oficio único como es el de los artistas vidrieros, que consiguieron iluminar las grandes catedrales con verdaderas obras de arte vivas en un cambio constante gracias a la luz que las traspasa.

Destacables son los personajes de esta novela, todos ellos perfectamente definidos y con multitud de matices, lo que los hace mas humanos y asequibles. Al ser una obra tan extensa, es lógico que nos encontremos con un complejo friso de personajes en el que se combinan tanto reales como ficticios, siendo estos últimos los que soportarán todo el peso de la trama y a los que iremos viendo madurar y evolucionar a lo largo de todo el tiempo que dura la historia, interactuando con otros reales, tales como banqueros y artistas de la época que tendrán un papel más secundario. Sin duda me quedo con el personaje de Hugo, un joven carismático y valiente, una perla llena de aristas que no va a cejar en su empeño hasta demostrar al mundo su don para la construcción de verdaderas obras de arte como son las vidrieras, las páginas de cristal de un hermoso libro de luz.

En resumen, Las ventanas del cielo es una novela de ficción histórica en la que se combinan a la perfección, la aventura, el mundo de las cofradías, el valor de la amistad y la lealtad, el significado de una vida de sacrificios, del amor que lo termina uniendo todo y del maravilloso mundo de las vidrieras durante el Gótico tardío. Una lectura muy didáctica destinada a un amplio espectro de lectores, sobre todo para los amantes del arte, y que merece la pena leer tanto por los hechos que nos narra como por sus personajes tan carismáticos, transportándonos, en un viaje a través del tiempo, hasta  plena Edad Media.

Y como siempre digo: esta es la opinión de una simple amante de la lectura, no de una crítica literaria.

Su autor:
Gonzalo Giner logró el éxito literario con El sanador de caballos, que alcanzó cotas de crítica y público muy elevadas, convirtiéndole en un autor de renombre y su obra en un referente dentro de la literatura popular. Veterinario de profesión, con aquel título quiso investigar el inicio de su oficio. Con su siguiente novela, El jinete del silencio, Gonzalo nos descubrió los antecedentes de la creación de la raza española de caballos durante el siglo XVI. Y en Pacto de lealtad, el autor dio un salto en su producción literaria. Una novela minuciosamente documentada que narró, por vez primera, la participación de los perros en dos de las guerras más sangrientas del pasado siglo XX, la segunda guerra mundial y la guerra civil española.


martes, 18 de abril de 2017

Promocionando Autores: Rubén C. Morató


Hoy es martes y, como viene siendo habitual, toca esta sección tan especial  en la que presento el libro de un autor que ha acudido a este blog para difundir su nueva novela. En este caso le toca el turno a Rubén C. Morató, cuyo libro se titula "Los renglones del destino".


Ruben C. Morato es  Licenciado en Dirección de Empresas por ICADE. Tras una carrera profesional como empresario y directivo en diversas multinacionales (siempre combinada con labores docentes en conocidas Escuelas de Negocios), en 2013 considera llegado el momento de retirarse del mundo empresarial y dedicarse a su esposa y anhelos personales. 
En 2016 y 2017, su primera novela, "El Arcano", sigue siendo una de las más vendidas de su género en Amazon –Acción y Aventura–. A ella le siguen "No tomarás el lugar de Dios en vano" y su más reciente creación, "Los renglones del destino”.

Autor: Rubén C. Morató
Título: Los renglones del destino

Editorial: Autoeditado
Año de Edición: 2017
ASIN: B01MXPVJV9
Género: Thriller, Acción y Aventura, Histórica
Páginas: 510
Sinopsis:
De no haber sido por Alejo Doménech, el hombre de vida oscura que aquella tarde de invierno se decidía a entrar en la parroquia de las Tórtolas para confesar un pecado cuyas implicaciones nadie alcanzaba a sospechar en aquel momento, Alicia Cepeda, inspectora de la Brigada Central de Investigación de Delitos contra las Personas, nunca habría sabido de Casimiro Santamaría, un joven subinspector adscrito a la Brigada de Patrimonio Histórico.
Tampoco el padre Juan, hasta entonces un heterodoxo párroco preocupado por el bienestar de su comunidad, un siervo de Dios cuya vida iba a cobrar un nuevo significado tras escuchar la inaudita confesión, un conocimiento adquirido al amparo del secreto de confesión, pero también contrapuesto a los dictados de su conciencia. Sin embargo, será la muerte de Alejo (acaecida a la salida de la iglesia) el desencadenante de una serie de acontecimientos aparentemente inconexos, hechos que un misterioso ladrón de objetos de arte terminará por dar sentido cuando Alicia y Casimiro descubran que los robos apuntan a uno de los secretos de Estado mejor guardados de la España de 1950. A un secreto… y al asesinato del humilde matrimonio Palacios a manos de un depravado que la Justicia de la época no dudó en condenar a la pena capital, una sentencia ejecutada en la lluviosa mañana del trece de febrero de 1973.

Os dejo el Booktrailer, para que vayáis abriendo boca:


Compra el libro en Amazon

Y aquí os dejo mas información sobre el autor y sus redes sociales:
”email”  ”Blog”

¿Qué os parece?

lunes, 17 de abril de 2017

Esta semana leeré....#16/2017

Buenos días a tod@s.

Comenzamos una nueva semana y aquí me tenéis, tan puntual como un reloj de sol en el Imperio Inca, y lista para comunicaros cuales van a ser mis lecturas a lo largo de estos días. La Semana Santa ya pasó y ahora toca  mentalizarse para lo que se nos avecina en mi ciudad a lo largo del mes de mayo: patios, cruces, feria, cata del vino, cata de la cerveza, etc...
Continuamos a la espera de recibir un libro para una lectura conjunta que organizaron unas cuantas blogueras, pero todavía desconozco la fecha en que tiene previsto su aterrizaje en esta humilde morada. 
En un principio, y si no se complica el panorama con llegadas de última hora, estas serán las lecturas que me acompañarán en estos días y que, como podéis ver, mancharán de nuevo mis manos de sangre:

  • "La oscura luz del sol de medianoche", de Cecilia Ekbäck. Un Thriller nórdico que pinta muy bien
  • "Perseguidas", de Karin Slaughter

Además, esta semana publicaré algunas de las reseñas que tengo pendiente y os presentaré el libro de un autor que ha solicitado mi ayuda para difundir su obra.

Y por si esto fuera poco, me he apuntado a un espectacular sorteo que nos trae Inés, la rubia del Mediterráneo. 



miércoles, 12 de abril de 2017

El crimen del ómnibus - Fortuné de Boisgobey

FICHA DEL LIBRO
Autor:
Fortuné du Boisgobey
Título:
El crimen del ómnibus
Traductor:
Eva González Pardo
Editorial:
dÉpoca
Año de edición:
1881 (2017)
Género:
Thriller
ISBN:
9788494363450
Páginas:
312


Sinopsis:
Nos encontramos en París en 1878. Una joven muere misteriosamente en un ómnibus de la ciudad. El pintor Paul Freneuse —testigo de la escena—, al darse cuenta de que la joven que viaja junto a él está muerta, comienza a pensar que tal vez ha sido asesinada sin que ningún pasajero se haya dado cuenta, y comparte su deducción con su amigo Binos. Freneuse debe ocupar su escaso tiempo en completar el cuadro que presentará a la Exposición Universal, pero Binos no cejará en la investigación del crimen. El lector hará entonces un recorrido por el París más bohemio, con pistas salpicadas en cada capítulo —una aguja envenenada, el fragmento de una carta…—, una historia de amor, un par de asesinos particularmente audaces, un policía profesional… 





Opinión personal:
Que dÉpoca es una empresa que cuida y mima al máximo sus publicaciones no es una novedad. Esta editorial se dedica a publicar verdaderas joyas tanto en su edición como con la selección de clásicos universales de la literatura. Esta nueva publicación sorprende a los lectores con una edición exquisita, como viene siendo habitual, que inicia una nueva colección llamada dÉpoca Noir, especialmente dirigida a los amantes de la novela negra y gótica, por eso no me pude resistir a leerla. Este libro se presenta con tapas blandas con solapas y unas ilustraciones  en blanco y negro  espectaculares en su interior. Leer esta novela ha sido como viajar en el tiempo hasta el París de finales del siglo XIX. Hoy os traigo mis impresiones sobre El crimen del ómnibus, la obra que fue pionera en la creación de un "misterio en habitación cerrada…pero en movimiento".

Al filo de la medianoche, en la esquina del bulevar de Saint-Germain, una dama impecablemente vestida accede, jadeante, al interior de un ómnibus. Por desgracia se encuentra completo de pasajeros, pero un caballero sentado al fondo le cede su asiento para evitar que la mujer se quede en tierra. El afamado pintor Paul Freneuse, otro de los pasajeros del vehículo, no deja de observar a una joven que se encuentra sentada frente a él, y que parece dormitar. En el momento en que dicho vehículo llega a su parada final, Freneuse se da cuenta de que algo anormal ocurre porque la joven está pálida como el alabastro y no respira. Ha muerto durante el trayecto, probablemente víctima de un infarto porque el cadáver no presenta ninguna herida aparente y falleció sin gritar o hacer el menor movimiento. Pero algo en esta historia no le cuadra a Freneuse, menos aun cuando encuentra cierto objeto que lo induce a pensar que la mujer ha sido asesinada. ¿Se ha convertido Paul Freneuse en testigo de un crimen hábilmente planeado y magistralmente ejecutado? A pesar de contar con pruebas que podrían demostrar que estamos ante un asesinato, nuestro protagonista evita llevarlos a la policía para que puedan abrir una investigación, pero decide compartir sus sospechas con su amigo Binos. Movido por el misterio que envuelve el caso, su amigo Binos decide llevar a cabo una serie de pesquisas por su cuenta y riesgo para averiguar los motivos del asesino, así como la identidad de la víctima.


El crimen del ómnibus es todo un clásico que se encuentra a medio camino entre la novela de misterio y la romántica. Narrado en tercera persona con una prosa sencilla y muy cuidada, presenta anotaciones a pie de página para una mejor comprensión. Con un estilo depurado y sobrio, las descripciones son las precisas, sin abusar ni redundar en exceso en ellas, lo justo para describirnos los distintos escenarios  y conseguir trasladarnos al París pintoresco de la Belle Époque, en la búsqueda de un asesino particularmente audaz. Con una linealidad cronológica, una trama interesante  y apenas trasfondo histórico, sus poco más de 312 páginas están divididas en 12 capítulos y la narración se vuelve más ágil y fresca gracias a los diálogos que su autor incluye, lo cual ayuda a que fluya la trama y por ende la investigación. A pesar de estar perfectamente planificada, su final es demasiado predecible.

Su autor, que fue el pionero de la novela policial, ha sido capaz de tejer un variopinto elenco de personajes secundarios muy dispares que serán indispensables en el desarrollo de la trama y son los que dan color a la historia. Fortuné du Boisgobey  ha sabido plasmar en su novela, de una manera muy sutil, una crítica a las distintas clases sociales de la época representadas en el elenco de personajes secundarios, que están descritos escuetamente y que se circunscriben a los arquetipos de este género literario, reflejando la realidad social de la época. Tenemos a la burguesía en contraposición con la gente humilde del pueblo. En sus novelas hay criminales, policías, detectives, jovencitas hermosas y desamparadas, empresarios egoístas,  todos los cuales nos van a  mostrar la vida de París de finales del siglo XIX. Una ciudad que deslumbraba como escenario donde se concentraban la mayor parte de los artistas de talento y se encontraba sometida a un sinfín de cambios urbanísticos, preparándose para albergar una exposición universal  y en la que el movimiento impresionista comenzaba a despuntar artísticamente. París fue la ciudad de la igualdad por excelencia, pero donde las distinciones sociales no caducaban ni en la tumba porque hasta sus cementerios eran clasistas.

En resumen, El crimen del ómnibus es una novela clásica de misterio que se lee con avidez y contiene pinceladas de romanticismo. De lectura obligada porque fue pionera en la creación de una nueva categoría dentro del género literario del misterio. La edición es toda una joya literaria, muy típico de esta editorial, que se caracteriza por cuidar al detalle sus publicaciones.

Y como siempre digo: esta es la opinión de una simple amante de la lectura, no de una crítica literaria.

Su autor:
Fortuné du Boisgobey (1821-1891). Reconocido escritor francés impulsor del «roman policier» y la «sensation novel» y maestro en el «thriller urbano». Fue el escritor de novelas criminales más leído durante dos décadas. Su mérito radica no solo en el volumen de producción, sino en su capacidad para transitar desde la novela procedural —basada en la investigación policial— a un género absolutamente en boga hoy en día como es el «thriller urbano», en el que Boisgobey se convirtió en un maestro gracias a la creación de misterios que incitan a su resolución por un investigador aficionado. Las novelas de Boisgobey retratan a criminales, policías y detectives, pero nos muestran por encima de todo la vida de aquel París de la Belle Époque en el que el siglo XIX comenzaba a declinar: el París de Montmartre y las cenas literarias. 


Linkwithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...