lunes, 11 de enero de 2016

Luis Zueco - El Castillo



FICHA DEL LIBRO
Autor:
Luis Zueco
Título:
El Castillo
Editorial:
Ediciones B
Año de edición:
2015
Género:
Novela Histórica
ISBN:
9788466657747
Páginas:
688





Sinopsis:
Una novela sobre la construcción del grandioso e imponente castillo de Loarre. El sueño de unos hombres y mujeres que desafiaron su destino hace mil años. Entre la Tierra Llana y el Pirineo aragonés se encuentra el monumento militar románico más importante de Europa: el castillo-abadía de Loarre, una fortaleza impresionante, construida cuando esa zona era una peligrosa tierra de frontera. ¿Cómo se edificó? ¿Quién logró tal hazaña? Todo comenzó cuando un aguerrido monarca, el rey Sancho III el Mayor, decidió levantar una fortificación en una recóndita sierra, poco poblada y desde la que se podía avistar al enemigo musulmán a diez kilómetros de distancia. Y con la promesa de un futuro mejor, atrajo a un grupo de hombres y mujeres para quienes la supervivencia era una heroicidad cotidiana. Entre ellos, un maestro de obras lombardo; Juan el carpintero y su hijo Fortún; Ava la arquera; Javierre, un muchacho cuya ambición creció a la par que el castillo; y un sacerdote fiel al viejo rito hispánico, acompañado de la inteligente y misteriosa Eneca. Y con sus escasos medios y conocimientos, lograron superar las limitaciones que les imponían la ignorancia y el poder hasta culminar la fortaleza religiosa y militar desde la que se gestó uno de los más importantes reinos medievales, clave de la Reconquista. 




Opinión personal:
Desde que supe de la publicación de este libro, al que algunos medios osaban compararlo con Los Pilares de la tierra de Ken Follett, tomé la decisión de leerla. Como historiadora del arte, me apasionan este tipo de libros en los que el arte tiene un papel relevante dentro de la historia. Así pues, os podéis imaginar la gozada que ha sido para mí la lectura de este libro.

El Castillo es una novela de ficción histórica donde se narra la construcción de la mejor fortaleza de época románica en España, y yo diría que incluso de Europa: el Castillo de Loarre. Fue construido durante los momentos más peligrosos de la reconquista y sufrió una serie de ampliaciones posteriores. Todo comienza a finales del 1027, en el castillo de Xavier. La pequeña Eneca, hija del tenente de esta fortaleza, despierta asustada de una pesadilla y le confirma a su madre y a su abuela que van a sufrir un ataque inminente. Será la única superviviente gracias a que huye del asedio que padecerá el castillo. Por esas mismas fechas, el Rey Sancho III de Navarra, el primer monarca que logra unificar los reinos cristianos del norte además de avanzar hacia el sur en la reconquista, decide encargarle a un maestro lombardo, uno de los pocos que aún queda en la península, la construcción de un complejo que se prolongase en la eternidad, un castillo poderoso e inexpugnable, resistente a los asedios de los musulmanes. Se decidió ubicar la edificación en Loarre y su construcción comenzó en unos momentos muy convulsos del siglo XI, cuando los nacientes reinos cristianos comenzaban a reconquistar el territorio peninsular que se encontraba bajo el yugo musulmán. El castillo sería una potente máquina de guerra que no solo debería servir para defender una frontera, sino también para expandirla frente a los infieles. Hasta Loarre llegan Juan, un experimentado carpintero, y su joven hijo Fortún. Ambos van a colaborar en el levantamiento de esta mole militar. La construcción de este castillo se convierte en el elemento aglutinador de un sinfín de personajes muy dispares, cuyas vidas se entrelazarán en este libro.

Exterior del Castillo de Loarre

El Castillo es una novela lineal cronológicamente que va desde el año 1027 al 1082, con una trama interesante y bastante trasfondo histórico. Está narrada en tercera persona por un narrador omnisciente y se divide en tres grandes bloques, con un prefacio y 76 capítulos. Cada uno de sus capítulos está perfectamente identificado en su encabezamiento, donde aparece el año y la ubicación geográfica en la que se sucederán los acontecimientos que en ellos se narran. A pesar de su extensión, con algo más de 680 páginas, no podemos afirmar que cuente con un gran elenco de personajes. En esta novela aparecen tanto personajes reales como ficticios, siendo estos últimos los que van a soportar todo el peso de la trama. Sí que es cierto que los iremos viendo evolucionar y madurar a lo largo del tiempo en que dura la construcción. Entre todos ellos destaco a tres, que serán los integrantes de un triángulo amoroso que no me ha terminado de convencer: Fortún, al que conoceremos de primeras como un joven apocado y algo lerdo y que se convierte en el Maestro de Obras de Loarre, gracias a su gran tesón y su capacidad de aprendizaje; Eneca, que es acogida por una curandera que le legará todos sus conocimientos sanatorios; y Ava, un personaje hermético, aguerrido, valiente, que esconde muchos secretos y maneja el arco como suma habilidad. Ella será quien se encargue de la protección del complejo y de los hombres que en él trabajan. A pesar de que los personajes están bien perfilados, no he conseguido empatizar con ninguno de ellos, ni han logrado emocionarme. Para mi esta es la parte más floja del libro.

Luis Zueco ha realizado una gran labor de documentación sobre las técnicas constructivas arquitectónicas, y una excelente ambientación de la sociedad de este siglo. Una sociedad básicamente rural y bajo un sistema feudal. Escrita con una prosa muy cuidada y sencilla, a excepción de cuando utiliza todo un glosario de términos relacionados con la arquitectura medieval, que pueden resultar pesados a aquellos lectores a los que el arte no les guste especialmente.


Como a cualquier historiador del arte, me apasiona la iconografía, sobre todo la cristiana. Me gusta acercarme a un cuadro o a una escultura y tratar de averiguar qué tema quiso representar el autor en esa escena. Así que os voy a hablar ahora del que, a mi parecer, es una parte importante de esta historia: el templo que manda construir el Rey de Aragón y Navarra Sancho Ramírez dentro del complejo de Loarre. En la antigüedad, una de las maneras que tenía la iglesia católica de divulgar las enseñanzas de las Sagradas Escrituras y de aleccionar a los fieles, en una época en que la lectura y la escritura eran poco común entre la población, era con las escenas de los relieves y las pinturas representados en sus templos. En la cristiandad comienzan a darse unos cambios que afectarán al arte y el lector será testigo de estos avances artísticos en la iconografía de los capiteles y los tímpanos. Hay un gran simbolismo repartido por todo el templo y nos lo va a ir desglosando el propio Maestro de Obras a lo largo de la narración, haciéndose evidente las diferentes épocas constructivas en el acabado del conjunto.

En resumen, El Castillo es una novela de ficción histórica, de lectura interesante y que seguramente gustará a los apasionados del arte. A pesar de contar con un vasto glosario técnico sobre arquitectura, no se hace pesado en ningún momento. Posee muchas semejanzas con otros dos libros que ya leí en su momento: "Los pilares de la tierra", de Ken Follett y "La Catedral del Mar", de Ildefonso Falcones. El Castillo es una historia acerca de la perseverancia de unas personas que lo dieron todo por la culminación de una fortaleza. Para mí ha resultado ser una lectura totalmente didáctica y un recordatorio de mis tiempos universitarios. Quien lea este libro aprenderá un poco acerca de cómo se han construido estos colosales complejos arquitectónicos y sabrá del enorme esfuerzo que hay detrás. 

Y como siempre digo: esta es la opinión de una simple lectora, no de una crítica literaria.


Esta reseña participa en la Yincana Histórica y el requisito a cumplir es: La acción transcurre desde la Prehistoria al siglo XII.

Su autor:


Luis Zueco (Zaragoza 1979), es novelista, historiador, investigador y fotógrafo español. Además, es vicepresidente de la Asociación de Amigos de los Castillos de Aragón. Ingeniero Técnico Industrial por la Universidad de Zaragoza, Licenciado en Historia por la Universidad Nacional de Educación a Distancia, Máster en Investigación Artística e Histórica por la Universidad Nacional de Educación a Distancia en el 2009. Miembro de AEAC (Asociación Española de Amigos de los Castillos). Colaborador en diversos medios de comunicación como Aragón Radio y la revista Arqueología, Historia y Viajes sobre el mundo medieval. Sus libros: Rojo amanecer en Lepanto (2011), El escalón 33 (2012), Tierra sin Rey (2013) y El Castillo (2015).



¿Os animáis a leer este libro? 


28 comentarios:

  1. Ya sabes que tembién me gustó. Un besote

    ResponderEliminar
  2. Sabía que la ibas a disfrutar mucho!
    Un beso

    ResponderEliminar
  3. Me alegro de que la hayas disfrutado. A mi me gustó muchísimo también. Has hecho una reseña preciosa. Se nota que el tema te tira mucho.

    Besos

    ResponderEliminar
  4. Estaba esperando tu opinión para decidirme y ya lo tengo claro. Me lo voy a leer. Muchas gracias por tan esclarecedora reseña.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Lo tengo en la lista de pendientes, espero llegar pronto y que me guste tanto como a ti, que por lo que cuentas estoy segura de ello. Reúne todos los ingredientes para ello ^

    ResponderEliminar
  6. Pues no me llamaba mucho pero viendo que ha similitudes con Los pilares de la Tierra y La catedral del mar me lo pienso. Un beso :)

    ResponderEliminar
  7. Pedazo de reseña...
    Yo creo que en principio, no es para mí. No soy especialmente devota del género y si además el apartado personajes es el más flojo, creo que no me lo llevo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  8. Esta novela hizo mis delicias los días que me duró entre manos, es verdad que el lenguaje técnico ralentiza un poco la lectura y que posiblemente aquellos que no gusten de la historia del arte se les pueda hacer pesado e incluso les sobre, pero yo lo he disfrutado como una enana

    ResponderEliminar
  9. Lo tenía en mente y después de leer tu reseña seguro que lo leeré.

    Un beso!

    ResponderEliminar
  10. Regalé esta novela en Reyes y me quedé con ganas de leerla. A ver si me la prestan jeje
    Saludos

    ResponderEliminar
  11. Lo tengo fichadísimo!!
    Y la visita al castillo también jejejej

    Besotes

    ResponderEliminar
  12. No fue un libro que me entusiasmada mientras lo leía, y al final me quedó una sensación agridulce.
    Puede ser que le hubiera puesto muchas expectativas, y de ahí mi desilusión.
    No será un libro que guarde muy a mano para releer.

    ResponderEliminar
  13. No fue un libro que me entusiasmada mientras lo leía, y al final me quedó una sensación agridulce.
    Puede ser que le hubiera puesto muchas expectativas, y de ahí mi desilusión.
    No será un libro que guarde muy a mano para releer.

    ResponderEliminar
  14. Es cierto: cuando la mayoría de la gente no sabía leer o escribir ¡¡cuánta importancia tuvo el arte!!! Expresó o intentó expresar los más profundo de la espiritualidad humana. Gracias!

    ResponderEliminar
  15. También me gustó. La ambientación sin duda lo mejor de todo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  16. La tengo pendiente. Buena semana!
    Un beso ;)

    ResponderEliminar
  17. En otra reseña no dejaban muy bien al libro, pero tú me has convencido. Me gusta mucho la historia y, en especial, ese período; así que... ¡a la saca!. Besos.

    ResponderEliminar
  18. Tanto Los pilares de la tierra como La catedral del mar me gustaron mucho, así que creo que esta también me gustaría, aunque yo no sea mucho de novela histórica.
    Besos!

    ResponderEliminar
  19. Es un libro que ni conocía, ni me sonaba
    pero pinta bastante bien.. apunto la reseña y a ver cuando me animo
    un beesito

    ResponderEliminar
  20. Este libro lo vi el otro dia en el corte ingles y me quedé con las ganas de comprarlo. lo volveré a mirar porque me ha gustado lo que dices de el.
    Besos

    ResponderEliminar
  21. Ya sabes que también me gustó un montón
    Besos

    ResponderEliminar
  22. Lo tengo en la estanteria esperando a ser leido. A ver cuando le encuentro un hueco.

    Saludos

    ResponderEliminar
  23. Pues entre tu y Carmina tengo claro que leeré la novela si o si, por todo lo que cuentas, porque es el tipo de novela que siempre me ha encantado leer por su ambientación.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  24. Es muy larga para un género que no me apasiona

    ResponderEliminar
  25. Es un libro que me apetece mucho leer, tiene una pinta estupenda y además es un género que me gusta
    Besos

    ResponderEliminar
  26. Aunque tu reseña es impresionante, no sé si me voy a a atrever, que no soy muy devota del género y tengo que ir poco a poco, con cosas muy light. Pero en un futuro, cuando tenga soltura, no la dejaré pasar :)

    ResponderEliminar
  27. Parece que es un libro que está teniendo mucho éxito aunque me parece que es más indicado para los amantes del género histórico, a mi no me atrae especialmente.

    ResponderEliminar
  28. es muy bueno aunque el final no me agradó demasiado.

    ResponderEliminar

Linkwithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...