martes, 30 de junio de 2015

Juliette Morillot - Las orquídeas rojas de Shanghai


Autor: Juliette Morillot
Título: Las orquídeas rojas de Shanghai
Editorial: Debolsillo
Año de edición: 2001
nero: Novela Histórica
ISBN: 9788497932288
Páginas: 450


Sinopsis:

Basada en una historia real, la de una mujer coreana que durante la guerra con Japón formó parte de las mujeres esclavas sexuales del ejército nipón. El testimonio de Sangmi, enrolada a la fuerza a los catorce años por los soldados japoneses durante la colonización de Corea, es una cruda y valiente narración sobre la infinita fortaleza humana ante el desafío de la humillación y el horror.




Opinión personal:
Elegí la lectura de Las orquídeas rojas de Shanghai como broche final para la yincana que han organizado Kayena, del blog Negro sobre Blanco y Carmina, del blog De tinta en vena. 

Jamás imaginé que me tendría que enfrentar a una lectura tan dramática, tan dura y desgarradora. Es una historia real que está basada en el testimonio de una mujer que pasó por este infierno. La autora, Julliette Morillot, nos detalla en este libro la magnitud del holocausto chino, acontecimiento del que no tenía ni idea y era totalmente desconocido para mí. Esta es la vergonzosa historia de los peores abusos a los derechos humanos cometidos por los japoneses en los territorios ocupados durante la expansión de su imperio y hasta la Segunda guerra mundial. Al igual que los nazis, crearon campos de concentración y realizaron experimentos médicos utilizando a las personas como cobayas humanas. En el año 1910 Corea dejó de existir para convertirse, ante la indiferencia de las naciones occidentales, en una provincia del imperio japonés.

La protagonista de Las orquídeas rojas de Shanghai es Sangmi. Su vida nunca fue un camino de rosas, entre otras cosas porque su madre nunca la quiso. Jamás mostró sentimiento alguno hacia ella y su padre hacía caso omiso a los suyos con fría arrogancia, doblegándose mansamente ante la fuerza imperialista nipona. Los únicos que la amaron de verdad fueron sus abuelos. Poco antes de morir, su abuelo le cuenta su origen, y la pequeña podrá comprender muchas cosas que se escapaban a su entendimiento.

Tras un desagradable incidente, Sangmi será exiliada a la ciudad de Mokpo, siendo acogida por una familia que se dedicaba a la venta de croquetas de crustáceos. Un día decide ir al templo, buscando un consuelo que el mundo no le proporcionaba, y es secuestrada. Capturada a la fuerza y en contra de su voluntad, será obligada a prestar servicio como esclava sexual para el ejército imperial japonés. Con apenas 14 años, le robaron toda su inocencia.

La pequeña será obligada a llevar una vida de vulgar prostituta al servicio del enemigo y lejos de su Corea natal, en tierras extrañas. Sangmi formará parte de las llamadas "estaciones de consuelo", destinadas exclusivamente al alivio sexual de los soldados. Estas estaciones del sexo estaban en todos los frentes y en la retaguardia de las líneas de batalla.

Jóvenes destinadas a las "estaciones de consuelo"
Las orquídeas rojas de Shanghai está narrado en primera persona por su protagonista principal. Es una novela tremendamente descriptiva, con escasos diálogos y dividido en cinco partes que se corresponden con épocas de la vida de Sangmi. La autora ha conseguido realizar una excelente ambientación, consiguiendo que el lector se sumerja en la miseria de sus calles y en los ambientes oprimidos de las ciudades donde se va a desarrollar la acción. En el contexto histórico se aprecia la rigurosa labor de investigación que llevó a cabo Juliette Morillot. La protagonista de la narración pasa por muchas penalidades, será testigo de infinidad de asesinatos, pero gracias a su fortaleza mental, a su valentía y a la amistad con otras chicas, que fueron sus compañeras de fatigas, podrá continuar adelante si volverse loca. A pesar de ser una historia tan dura y dramática, la novela está narrada con mucha sensibilidad.

En Las orquídeas de Shanghai está muy presente la otra cara de la guerra, la de la bajeza humana. Es una historia que te hace recapacitar sobre los limites hasta donde puede llegar el ser humano. A pesar de ello hay siempre un hueco para la amistad, el amor y la solidaridad.


En definitiva, si buscáis una lectura que os acerque en primera persona al holocausto del pueblo chino, visto desde una perspectiva desgarradora y vergonzosa, os recomiendo la lectura de este libro. Pero quiero que tengáis en cuenta que su lectura no es nada fácil, no es apta para personas muy sensibles.

Su autora:


Juliette Morillot nació en Bar-Le-Duc (Lorraine, Francia). Hasta hace poco vivía en Boston y recientemente se ha trasladado a Zurich. Periodista y escritora, es ante todo una especialista en Corea, país en el que ha vivido durante varios años y que visita con frecuencia. En 1995, conoció en Seúl a una antigua esclava sexual. Conmovida por el testimonio de su vida, escribió Las orquídeas rojas de Shanghai.




Esta reseña participa en la yincana criminal y el requisito a cumplir es: la acción transcurre en China o su autor es asiático.




12 comentarios:

  1. La verdad es que parece un buen libro, eso sí demasiado duro.

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Hola Marina mi compañera de blog también la ha leído y le gustó pero le resultó muy dura su lectura, veo que coincidís bastante en impresiones. Gracias por la reseña.

    ResponderEliminar
  3. Es una historia que aunque sea dura me apetece descubrir, tiene pinta de ser interesante así que intentaré localizarla
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Nunca dejaran de sorprendernos las atrocidades que se cometieron durante la Segunda Guerra mundial
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Me interesan estas historias, pero si es demasiado dura esperaré un poco. Un beso.

    ResponderEliminar
  6. Me interesa esta historia pero para el verano procuro no coger novelas tan crudas a no ser que tenga un motivo de peso. Me quedo con el nombre.

    ResponderEliminar
  7. No me importa que la lectura sea dura, por lo menos hasta cierto punto, aunque en este momento no es la lectura más adecuada para mi. Besos.

    ResponderEliminar
  8. Muy duro no? Pero interesante si es. Besos.

    ResponderEliminar
  9. Esta no me la llevo, me parece dura y la temática China nunca me ha llamado demasiado...
    Un beso

    ResponderEliminar
  10. La tengo apuntada pero voy a esperar un poco. Besinos.

    ResponderEliminar
  11. No me llama mucho la atencion asi que lo voy a dejar pasar.

    Saludos

    ResponderEliminar
  12. Un broche final magnífico. Un beso.

    ResponderEliminar

Linkwithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...