lunes, 18 de mayo de 2015

Jussi Adler-Olsen - Departamento Q.


Autor: Jussi Adler-Olsen
Título: Departamento Q. La mujer que arañaba las paredes
Editorial: Maeva
Año de edición: 2007
Género: Novela negra
ISBN: 9788415120025
Páginas: 415

Sinopsis:

En Copenhague, el policía Carl Mørck está atravesando una de las épocas más negras de su vida. Tras ser sorprendido por el ataque de un asesino, un compañero suyo resulta muerto y otro gravemente herido. Su sentimiento de culpabilidad aumenta cuando su jefe y la prensa dudan de su actuación. Relegado a un nuevo departamento dedicado a casos no resueltos, Carl Mørck ve una oportunidad de demostrar su valía al descubrir las numerosas irregularidades cometidas en el caso de Merete Lynggaard. Cuando en 2002 esta mujer, una joven promesa de la política danesa, desapareció mientras realizaba un viaje en ferry, la policía decidió cerrar el caso por falta de pruebas. Sin embargo, Merete Lynggaard sigue viva aunque sometida a un terrible cautiverio. Encerrada y expuesta a los caprichos de sus secuestradores, sabe que morirá el 15 de mayo de 2007. Carl Mørck ha de utilizar todo su ingenio e intuición.



Opinión personal:
Pues sí, hoy toca hablar de una nueva saga de novela nórdica. Hasta ahora, he tenido la suerte de no haberme topado con ninguna que desmerezca la pena, así que continuaré arriesgándome y apostando por ellas.

Como ya he comentado en más de una ocasión, la novela negra no es mi género favorito, pero este año le estoy dando una oportunidad y me estoy saciando plenamente de asesinatos , autopsias e investigaciones. Elegí este libro precisamente para poder incluirlo en la yincana criminal en la que estoy participando así como en el reto de las portadas. En ambos retos me venía de lujo, así que he aprovechado la coyuntura.

Este libro es la primera entrega de la saga de un autor que, para mí, ha sido un descubrimiento, Jussi Adler-Olsen. Lleva por título "Departamento Q",  nombre dado a una sección de la policía criminal creada por el gobierno danés para dar larga a una partida presupuestaria.  El departamento lo va a dirigir Carl Morck, un inspector de policía que estuvo involucrado en un tiroteo en el que perdió a un compañero y otro quedó malherido. Morck se siente culpable por los hechos ocurridos a sus hombres, de ahí que se amargue la vida y se aleje del resto de los compañeros. Sus jefes lo relegan al nuevo departamento de sucesos no resueltos.

El primer caso que deberá investigar es el de Merete Lyngaard, una joven política noruega que desapareció hace cinco años mientras realizaba una travesía en ferri acompañada de su hermano. ¿Qué le ocurrió a la joven? ¿Fue un suicidio, un asesinato o un accidente?  Lo único que vamos a tener claro, desde el primer momento, es que Merete está viva y encerrada, en condiciones inhumanas, sufriendo una terrible tortura psicológica.



Carl va a tener la inestimable ayuda de Hafez al-Assad, un joven sirio que le aportará frescura a la pareja de investigadores. Todo alrededor de Assad es un completo misterio, porque no sabemos nada sobre su vida. Seguramente, en los siguientes libros de la saga vaya aclarándose dicho misterio que gira en torno a este personaje tan carismático. Assad comienza realizando todo tipo de tareas para Carl, siendo algo así como un chico de los recados. Es eficiente, metódico en su trabajo y muy gracioso. Por el contrario, Carl es el típico policía de novela negra: un personaje intratable, terco, irónico, tremendamente polémico y maleducado. Pero posee un gran instinto policial y lleva a cabo su trabajo de forma muy racional y minuciosa, aunque aparente ser un tipo vago. Ambos personajes son una contraposición, pero se van a complementar al máximo entre sí, formando un tándem perfecto para continuar leyendo sus tribulaciones y ser testigos de cómo resuelven más casos abiertos.

La mujer que arañaba las paredes se compone de dos líneas temporales que se van a ir alternando en sus cortos capítulos. Iremos conociendo a Merete desde el momento en que es secuestrada. Asistiremos a su sufrimiento, al que hace frente con una fortaleza mental fuera de lo común, lo que la ayuda a no perder el juicio y sucumbir a la locura.

Por otro lado seremos testigos del avance en la investigación llevada a cabo por los dos componentes del Departamento Q, quienes irán resolviendo puntos inconexos de la investigación y atando cabos hasta completar el puzle del caso. Finalmente los hilos narrativos van a terminar por confluir en el tiempo, dando como resultado un desenlace perfecto, como no podría ser de otra manera.

Los personajes de Departamento Q están perfectamente definidos, sobre todo los tres principales. Si bien es cierto que la trama no tiene un rimo muy frenético, pero hará sentir al lector, en propia piel, todo el sufrimiento de la víctima, su dolor y la impotencia ante su situación. Acabas preguntándote lo mismo que Merete: ¿Qué ser irracional puede estar detrás de toda esta tortura? ¿Por qué motivo alguien le roba la dignidad a una joven que no ha cometido delito ninguno? Estas preguntas se irán resolviendo a lo largo del libro. La narrativa de Adler-Olsen no es tan oscura como la de otros autores nórdicos, contiene más sentido del humor, aunque el tema es, desde luego, igual de terrible que en otros autores del norte.

En definitiva, La mujer que arañaba las paredes es una buena novela. Está perfectamente narrada, bien construida y con unos personajes que, como ya he dicho antes, son muy carismáticos y están adecuadamente construidos. Es una novela que desarrolla una trama absorbente y te mantiene tan en vilo que no puedes parar de leer hasta saber cómo acaba todo. Su lectura es algo claustrofóbica, incluso agobiante a ratos, pero os la recomiendo.

Su autor:
Jussi Adler-Olsen nació en Copenhague. Estudió Medicina, Sociología, Historia Política y Comunicación Audiovisual. Antes de empezar a escribir en 1995, realizó trabajos muy variopintos: redactor para revistas y cómics, editor jefe de una revista semanal de televisión y presidente del consejo de administración de distintos consorcios empresariales. Su hobby es restaurar casas antiguas. Gracias a las novelas protagonizadas por Carl Mørck, se ha convertido en el autor de novela negra más vendido de Dinamarca. No es de extrañar, porque esta primera entrega del Departamento Q es una novela absolutamente irresistible para cualquier aficionado al thriller. Jussi Adler-Olsen ha recibido el prestigioso premio Glass Key a la mejor novela policíaca del 2010.

Esta reseña participa en la yincana criminal y el requisito a cumplir es: escritor nórdico o la trama transcurre de Dinamarca

¿Habéis leído algo de este autor o de novela negra danesa? ¿Os gustó?



15 comentarios:

  1. Hola Marina mi compañera de blog ha leído varios de la serie, creo que los dos primeros y le gustan bastante. Si la verdad es que gracias a la yincana yo también estoy descubriendo historias muy interesantes. Gracias por la reseña.

    ResponderEliminar
  2. Es una saga que sigo,he leído todos menos el último que salió el mes pasado.A mi me resulta entretenida,pero no es de mis autores nórdicos "especiales", como yo les digo.Pero vamos,está bien.Y otros libros de la serie tienen más ritmo que este.
    Un beso

    ResponderEliminar
  3. Me gustan este tipo de lecturas así que me lo apunto :)

    ResponderEliminar
  4. Este lo tengo esperando a ser leído, a ver si me pongo pronto.
    Besos!

    ResponderEliminar
  5. Mantengo palabra por palabra todo lo que dices. Assad es un personaje que me intriga y que quiero saber más de él. Carl... es como tú dices el típico inspector cerrado y con un trauma.. Me ha gustado mucho y a pesar de no tener un ritmo rápido me ha tenido enfrascada en su lectura.
    Espero seguir leyéndoles..
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Me apetece leer esta saga desde hace tiempo, todo el mundo habla bien de ella y además tengo alguno en la estantería, aunque no este primero que es por el que quiero empezar
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Mira que he visto buenas críticas de esta saga de Jussi Adler-Olsen, y siempre los voy dejando. Soy un poco maniatica con este tipo de libros, en el sentido de que siempre los voy leyendo por orden, así que está claro que tendré que empezar por este, que anima lo bastante como para seguir :)

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Pues este libro me parece estupendo. Lo he visto por ahí en alguna otra reseña, pero me lo apunto fijo porque tiene los ingredientes que me gustan.

    Besos.

    ResponderEliminar
  9. Yo solo he leído uno, y no precisamente este, y me gustó bastante. Coincido contigo en que es una lectura agobiante, el autor consigue transmitir la tensión de los protagonistas al lector.

    ResponderEliminar
  10. Tiene muy buena pinta... la de nordcos que estoy descubriendo este año... lástima no tener más tiempo y que se me vayan acumulando. Este también me lo apunto,
    Un beso

    ResponderEliminar
  11. Este autor lo tengo entre mis pendientes de los nórdicos, aun no me he estrenado con él.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  12. Paso de puntillas porque lo tengo pendiente en la estantería. Besos.

    ResponderEliminar
  13. Tomo nota que tiene muy buena pinta.

    Saludos

    ResponderEliminar
  14. Hace tiempo que le tengo echado el ojo. Espero ponerme con ella en el verano. Besinos.

    ResponderEliminar
  15. Lo acabo de terminar y me ha gustado mucho, deseando seguir con la serie aunque tendrá que esperar un poco.
    Para mi la Novela negra o policíaca, no tiene que tener un ritmo trepidante, basta con que enganche por los personajes o la trama sobre todo.
    Ojos de agua y La playa de los ahogados de Domingo Caldas son muy tranquilos, a su tiempo y a mi me encantaron, sobre todo La playa de los ahogados.

    Y esta es mi opinión, besetes guapi!

    ResponderEliminar

Linkwithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...